03 de Octubre del 2018

Implementan nueva planta de producción de cacao con cofinanciamiento de Minam+CAF en Madre de Dios


Con el cofinanciamiento de 200 mil soles otorgado por Minam+CAF, programa del Ministerio del Ambiente, la Cooperativa Agrobosque implementó una nueva planta de producción de cacao ubicada en el distrito de Inambari, Madre de Dios, la cual le permitirá optimizar toda su cadena productiva, desde el acopio de este recurso hasta el procesamiento para elaborar chocolate y otros derivados del cacao. Con todo ello, este grupo de emprendedores logrará un producto con calidad aromática y valor nutritivo que podrá ser comercializado en los mercados internacionales.
 
La cooperativa Agrobosque ha desarrollado el proyecto denominado “Plan de Econegocios de cacaos nativos para la producción de chocolates y derivados con fines de exportación gourmet”, con el cual se benefician cerca de 60 socios y sus familias.
 
“Para este año tenemos proyectada una producción total de diez toneladas, y para el 2019, con la implementación de este proyecto, se estima una producción de 25 toneladas de cacao”, destacó el gerente de la cooperativa, José Luis Lara.
 
La planta de transformación, ubicada en el sector de Santa Rita Baja (a la altura del kilómetro 129 de la carretera Interoceánica), distrito de Inambari, cuenta con un almacén de materia prima, una sala de procesos de descascarillado y tostado, otro ambiente para el refinamiento de los granos, una sala de empacado y envasado, y una sala de almacenamiento del producto terminado.
 
Como parte del plan de econegocios cofinanciado por Minam+CAF, uno de los objetivos de Agrobosque es posicionar el cacao nativo de Madre de Dios, “ayudando a conservar la diversidad genética y trabajar en el futuro con la denominación de origen para cacaos nativos aromáticos”.
 
“Tenemos un promedio de 14 tipos de cacao, desde cacao nativo con granos de color crema hasta el cacao porcelana de Piura. Con este jardín investigaremos la adaptación de la planta, que en un futuro podría servir a la cooperativa como un centro de pruebas”, explicó José Luis Lara.