28 de Septiembre del 2018

Municipalidad de Ccarhuayo y Minam+CAF recuperan más de 140 hectáreas de ecosistema degradado en comunidad de Anccasi, Cusco


La Municipalidad Distrital de Ccarhuayo y el programa Minam+CAF recuperaron más de 140 hectáreas de cobertura vegetal del ecosistema degradado ubicado en la comunidad de Anccasi, Cusco, que hasta hace unos meses se encontraba en proceso de erosión y ahora cuenta con zanjas de infiltración y especies forestales.
 
El proyecto, denominado “Recuperación de Ecosistemas Degradados en la Cabecera de la Microcuenca Anccasi”, permitió la recuperación de estos espacios naturales ubicados. El programa Minam+CAF del Ministerio del Ambiente financió el proyecto en un 91%, con un total de casi 700 mil soles, mientras que el 9 % restante estuvo a cargo de la Municipalidad Disitrital de Ccarhuayo.
 
El alcalde de la Municipalidad Distrital de Ccarhuayo, Julio Cutipa Quispe, dijo que la comunidad de Anccasi ha quedado agradecida con esta obra, y destacó la conformación del Comité de Recursos Naturales, que “tendrá la misión de garantizar el cuidado del área donde se han plantado las especies forestales y concientizar a toda la población sobre por qué es necesario hacer sostenible este proyecto”.
 
Por su parte, el vicepresidente de la comunidad de Anccasi, Nicolás Cahuana, explicó que “con la participación de la comunidad se implementaron las zanjas de infiltración y las plantaciones, con lo que tenemos grandes beneficios en esta zona en la que vivimos, a los 4,500 metros de altitud”.
 
Durante la visita a la obra, el residente del proyecto, Armando Quispe, explicó que el proyecto tiene tres componentes: prácticas de recuperación de los ecosistemas, a través de la creación de zanjas de infiltración en más de 140 hectáreas en cuatro sectores; la recuperación de la cobertura vegetal por medio de la forestación de pinos; y la adecuada capacitación en recuperación de ecosistemas degradados.
 
Asimismo, el supervisor del proyecto, Demetrio Merma, manifestó que “más adelante habrá un cambio de clima, por la nueva cobertura vegetal, y tendremos producción de hongos en estos sectores”. “En cinco años los plantones van a crecer hasta dos o tres metros”, agregó.
 
El reto es reforestar más territorio
 
“Este proyecto permitirá que se detenga la erosión en la zona y cambiará el paisaje, pero el reto más grande es reforestar todo el territorio de la comunidad, que es grande”, expresó el vicepresidente de la comunidad de Anccasi, Nicolás Cahuana.
 
El residente del proyecto, Armando Quispe, indicó que “aún nos queda mucho por realizar en el futuro, porque esta comunidad tiene cerca de 14 mil hectáreas de terreno, y con este proyecto trabajamos más de 140 hectáreas de zanjas de infiltración. Definitivamente esta cuenca de Ancassi tiene mucho potencial para forestar”.
 
“Existe gran cantidad de tierras, con la intervención del proyecto solo se ha logrado trabajar una parte, pero cada comunero se está beneficiando. Ahora nos encontramos felices y nuestras familias también. Estamos cuidando bien las plantas y las zanjas de infiltración para que no ingresen animales que puedan malograr el proyecto”, explicó don Nicolás Cahuana.